12 observaciones para evitar la violencia psicologica en una pareja

¿Estás herido o herida por las palabras de su cónyuge?

¿Alguna vez le ha sucedido de gritar y decir cosas terribles o desagradable al otro con el fin de tener satisfacción?

¿Tiene sentimientos incomodos cuando habla con su pareja?

¿Quiere ganar la causa en su relación y demostrar que tiene razón y el otro está equivocado?

La violencia psicológica es una violencia verbal que casi todas las parejas tienen que superar, sino búscando soluciones correctivas, sin entender el proceso en cuestión que es olvidado, entonces, esta violencia se incrementará hasta el punto en que se convertirá en disputa agresiva, violencia física y finalmente, ruptura de su relación.

¿No le gustaría conocer nuevos puntos de vista con el fin de evitar la creación de cualquier forma de violencia psicológica en su pareja? 

 

 

 

¿Ha olvidado la verdadera causa de la violencia psicológica o verbal?

Usted busca la manera de hacer para corregir la violencia psicológica sin entender la causa, el nacimiento del conflicto, que resulta en violencia.

Usted desgarra las medias para sus zapatos casi a todos los días y como una solución correctiva, cambia o compra medias más gruesas. Eso es lo que es una reacción. Usted ha sido condicionado a reaccionar corrigiendo los resultados cuando tiene un problema, en lugar de aceptar y entender la situación y así decidir actuar de manera diferente sobre la causa que crea ese resultado, ese problema.

¿Cuál ese esa causa sino es que las uñas de sus pies son demasiado largas? Cuando usted toma consciencia de esto, ¿no está instantaneamente invadido por un pensamiento feliz? No expresa un sentimiento maravilloso de haber tomado consciencia de la solución permanente a su problema de medias rotas, de violencia en su pareja?

En este ejemplo, ¿quién es la media si no su pareja? ¿Quién es la uña, si no usted mismo? ¿Por qué entonces maldecir las medias o sustituirlas por otras? Es otra vez su razón que busca por hábito un culpable porque usted nunca comete un error, usted conoce todo en la vida y por esto nunca evoluciona en conciencia?

Los errores o problemas sólo son experiencias que nos acercan al éxito y de esta manera sentir la gran alegría del éxito. Sin los errores y sin problemas, nunca podríamos sentir esta alegría, este orgullo, este amor en nosotros.

 


La violencia no es una solución, sino una oportunidad para crear bienestar

Usted va a tener violencia verbal, es decir, problemas en su relación de pareja y no es con su reacción que va a resolver esta situación, sino su aceptación y comprensión de sí mismo con el fin de elegir una nueva forma de ser en su relación.

Si esperamos que los otros cambien, entonces dígase que el otro también piensa como usted y así, no se producirá ningún cambio.

Cuando vive la violencia verbal, entonces ya es demasiado tarde para que no signifique nada. Usted va a reaccionar a sus hábitos o va a elegir una nueva decisión, si usted se acuerda desde el momento de la discusión.

Así que usted debe crear en su mente, un recordatorio que usted espera que va a surgir en el momento de una violencia de pareja y recordar lo que realmente importa para evitar el conflicto.

 

12 observaciones para estar bien preparados antes de una discusión violenta

Se puede preparar en su mente antes de que la violencia verbal se produzca, imaginando lo que va a ser y hacer. Esta es la clave de la esperanza.

 

  1. Observe sus sentimientos. Imagine que usted esta observando sus sentimientos en una discusión y que usted dice a la otra persona cómo se siente.

  2. Trate de entender los sentimientos del otro. Imagínese que usted está haciendo preguntas a la otra persona con el fin de entender cómo se siente acerca de la situación.

  3. Confirme sus errores. Imagínese que usted está diciendo a la otra persona que su error es olvidar que sus deseos no son los únicos que cuentan en su relación.

  4. Comprenda su naturaleza. Imagínese que usted está diciendo a la otra persona que no existe ninguna obligación de hacerlo, es sólo una oportunidad, porque nuestra naturaleza es la libertad y todo lo que está en contra de nuestra naturaleza producirá conflictos.

  5. Observe su amor incondicional. Imagínese estar ofreciendo a la otra persona, lo que quiere para usted y de esta manera no vivir en la expectativa y en la necesidad de otra persona.

  6. Observe el hábito del miedo. Imagínese que usted está diciendo a la otra persona que lo que importa no es ganar o perder la cara, sino que se lleven bien, sin importa lo que hacen.

  7. Observe sus juicios. Imagínese que usted entiende que el juicio no hace más hacerlos odiarse y negar quién eres y quién es la otra persona.

  8. Comprenda la necesidad. Imagine que la expresión del amor es la libertad y la necesidad es la falta de libertad. Que la mejor manera de conseguir lo que quiere es ofrecer sin buscar un retorno ni condiciones a la otra persona.

  9. Hacer preguntas. Imagínese que usted no da órdenes a la otra persona, pero que hace preguntas para entender las intenciones de la otra persona con el fin de comprender las intenciones de la otra persona sin calificarlas de correctas o incorrectas.

  10. Buscar el "Y" y no el "O". Imagine que la solución es siempre algo que satisgace a usted y a la otra, jamás al uno o al otro.

  11. Evitar dar órdenes. Uno de los hábitos más profundos y dañinos es el de dar órdenes a su pareja sentimental como si el estado esclavo del otro. ¿Le gustaría verlo haciendo algo por usted, entonces lo que funciona es pedirle su permiso o hacerle una pregunta sin especificar lo qué podía hacer. Por ejemplo, tienes alguna idea de cómo divertirnos el próximo sábado?

  12. Ame sus problemas. Imagine que sus problemas maritales son oportunidades para salir adelante y que se producen cuando ambas partes no son conscientes de que están únicamente preocupados por su propio deseo sin estar atentos al sentimiento de cada uno.

 

Ahora usted...

¿Cuáles son sus sentimientos que resuenen más con lo que está escrito? Déjeme sus comentarios para escuchar mejor sus inquietudes.

 

 

Le gustó? Compártalo o publíquelo en su sitio Web


Dejenos sus comentarios en Google+

Traductora, co-autora, y adaptadora de contenidos editoriales de sitios web, madre y esposa dedicada al hogar el cual hace parte de mi felicidad y me permite construir a cada día la vida que elegi ser como esposa, hacer como madre y tener como hogar. .