¡Triunfar como pareja no tiene nada que ver con la longevidad!

¿Estás convencido de que el éxito de una vida de matrimonio se mide por la cantidad de años que vivieron juntos en una relación?

¿Por qué estás tan apegado con la longevidad? ¿Por qué no te apasiona el trabajo bien hecho, el bienestar de tu relación?

¿Realmente desea tener éxito en su vida como pareja o prefiere acumular años para bien parecer, sin tener necesariamente relaciones armoniosas, libres y amistosas?

 


No juzgues de acuerdo con las apariencias del tiempo

De hecho, no existe una razón honesta para valorar las relaciones en el corto plazo, pero tampoco existe un requisito para las relaciones a largo plazo.

Por lo tanto, incluso si tal requisito u obligación no existe, tenemos que admitir que las relaciones de pareja duraderas ofrecen maravillosas oportunidades para la evolución mutua, la expresión reciproca y la satisfacción personal de cada cónyuge y en verdad, que eso es una gran alegría

Por otro lado, preste atención al juicio, ya que le permite ver la punta de un iceberg y evitar entender lo que sucede bajo el agua y también dentro del iceberg.

  • No juzgues el éxito en el amor de acuerdo con las apariencias del tiempo.

  • No tenga envidia del éxito ni se queje de un fracaso, porque no sabe qué es el éxito o el fracaso a los ojos del alma.

  • No nombre una cosa como un desastre, una tragedia o una desgracia, o una circunstancia feliz o agradable, antes de haber decidido o atestiguado, la forma en que se usa o experimenta.

Por qué una relación a corto plazo es un fracaso si crea un trampolín magnífico para compartir un sentido de unidad y salvar a miles de parejas del desastre? ¿Una relación a largo plazo es una circunstancia feliz si solo ha causado dolor, monotonía, mentiras y culpa?

Incluso eso, no tienes que juzgarlo, pero siempre mantenlo dentro de ti y dejar que los demas hagan lo mismo.

 

Mis padres han estado juntos toda su vida

Mis padres estuvieron juntos toda su vida de pareja que abarcó un período de más de 50 años de matrimonio.

A los ojos de las personas, fueron un ejemplo de la longevidad del amor en una pareja, pero desafortunadamente, rara vez vi a mi padre y mi madre estar cerca uno del otro.

Las caricias, los besos, los gestos de amor, las palabras reconfortantes, las miradas atentas, los nuevos proyectos juntos y las risas explosivass eran casi inexistentes.

Los últimos 20 o 25 años, ya no dormían juntos y me di cuenta de que lo que hacía que la pareja se mantuviera unida era el miedo, la culpa y especialmente, la apariencia de mostrarles a los demás cuántos años habían estado creciendo para estar en pareja, especialmente de mi madre.

Como mi madre tenía el control, mi padre no tenía identidad de él. Cuando tenía un cierto deseo de algo, entonces rápidamente mi madre lo llevó a cambiar eso y solo se hizo sus propios deseos.

Mi padre no tomaba nuevas decisones y estaba siguiendo la corriente de mi madre. Ella tenía el poder sobre mi padre, no el poder con mi padre.

Nunca vi a mi madre cuidar a mi padre, hacerle preguntas para entenderlo y conocer sus intenciones. Mi padre y mi madre han vivido en el olvido de sí mismos ... y por lo tanto, no aman a la persona que se supone debe amar al otro.

Su relación duró hasta 2012, el año en que murió mi padre. Pasó 6 semanas en el hospital por cáncer y pocas veces mi madre vino a visitarlo.

Lo que entendí de esta relación fue que la longevidad no es una medida de felicidad cuando la autoconciencia, la autoobservación, no es el fundamento de la relación.

Mis padres me mostraron lo que no funcionó en una relación real y por eso, estoy agradecido.

 

Véase a si mismo en la relación

Si está atento a cada sentimiento e intención de usted y del otro en su relación, ¿no estan siendo bien los dos para producir las consecuencias de la longevidad?

Pero si olvida sus sentimientos y sus intenciones hacia usted y hacia el otro, centrándose únicamente en demostrar frente a los demás, que se ama mucho a lo largo de los años acumulados, ¿no está viviendo una vida monótona, rutinaria, falsa y sin alegría?

¿Podemos hablar del éxito del amor en nuestra alma?

Durante siglos, siempre te han dicho que la acción motivada por el amor proviene de las elecciones que le hacen más bien a otro.

Pero observo que es la base de todos nuestros conflictos en las relaciones, porque la elección más alta es la que nos hace el mayor bien a nosotros mismos.

Obviamente, como con cualquier verdad espiritual profunda, esta afirmación es difícil de creer para las personas, como lo fue una vez, que la tierra era plana.

Por contra, el enigma se disuelve tan pronto como se determina y se da cuenta de que el mayor bien que puede hacerse a uno mismo es el mayor bien que hacemos por otra persona, porque somos UNO y nadie es más importante que otra persona.

Si olvida su bienestar en una relación para no disgustar a alguien, entonces esta no es una buena manera de amarse a sí mismo.

 

Cómo ser bueno en parejas y durar más tiempo

¿Cuántas personas le han dicho que lo que importa en una relación es preocuparse por la otra persona?

Pero es exactamente lo contrario que funciona, solo tienes que preocuparte, solo de ti mismo. Este comportamiento puede parecer extraño o "egoísta" porque le han dicho que, en la forma más elevada de amor, usted debe dar y preocuparse solo por el otro.

Este es el error más básico de hacer, porque centrarse en el otro, obsesionarse por el otro, es lo que hace que las parejas fallen.

  • ¿Qué está haciendo el otro?

  • ¿Qué está siendo el otro?

  • ¿Qué tiene el otro?

  • ¿Qué dice el otro?

  • ¿Qué es lo que el otro quiere o exige?

  • ¿Cuál es el pensamiento, esperanza o planificación del otro?


La persona consciente entiende que lo que la otra persona está haciendo, siendo, teniendo, diciendo, queriendo, etc., no importa.

Todo lo que importa es lo que eres, en relación con eso.

La persona más amable y justa es la que está atenta a ella y centrada en ella.

No podemos amarnos si no empezamos con nosotros mismos.

No puede saber lo que es bueno para otra persona, si no lo sabe por sí mismo en primer lugar.
 

Ahora usted...

¿Cuáles son sus sentimientos que resuenen más con lo que está escrito? Déjeme sus comentarios para escuchar mejor sus inquietudes.

 

 

Le gustó? Compártalo o publíquelo en su sitio Web


Dejenos sus comentarios en Google+

Traductora, co-autora, y adaptadora de contenidos editoriales de sitios web, madre y esposa dedicada al hogar el cual hace parte de mi felicidad y me permite construir a cada día la vida que elegi ser como esposa, hacer como madre y tener como hogar. .

 


Relación Plus

Únase a nuestra comunidad

 

 

Programa enviar Boletin by Mailrelay