Guía > Introducción  |  Intención Educación Autonomia  |  Hábitos  | Creación  |  Sitio web

¿Nos equivocamos en la intención de tener hijos?

Todas las razones son buenas para tener hijos, pero ¿hay opciones más altas que pueden crear relaciones más armoniosas?

 

 

¿Podemos por un momento, hablar de cosas reales acerca de los hijos?

 

¿Queremos hijos para llenar un estado infeliz, una relación de pareja sin sentido?
 

¿Hacemos hijos de forma rutinaria con el fin de guardar apariencias ante la sociedad?
 

¿Tenemos hijos por miedo a la religión?
 

¿Es esta una decisión altruista o simplemente una decisión profundamente egoísta, inconsciente?
 

¿Se ha hecho usted estas preguntas?

 

Podemos meter un poco de consciencia en nuestras intenciones de tener hijos y ver si podemos hacer elecciones superiores con el fin de vivir algo diferente?

 

Y si usted ya tiene hijos, ¿ha olvidado algo importante con respecto al verdadero sentido de la relación entre padres e hijos?

 

 

 

 

 

¿Cuáles son nuestros motivos y nuestras intenciones de tener hijos?

Si usted tiene niños o si quiere, es inútil buscar la mejor razón para tener o no tener, ya que todo el mundo hace lo mejor que puede en la vida.

En ambos casos, no me importa, ya que estas dos reacciones no conducen a ninguna parte, excepto para generar desacuerdos que a menudo se convierten en peleas para ver quién tiene la razón y quién está equivocado.

¿Hemos reaccionado por el hábito inconsciente, de ajustarse a los demás para no ser juzgados, ni ser negado o lastimado? Nos hemos equivocado imitando a aquellos que se han equivocado desde hace generaciones, y así recrear las mismas divisiones en nuestras relaciones con nuestros hijos?

Estaba leyendo en Internet, todos estos expertos y estas personas transmiten sus conocimientos sobre las razones para tener o no tener hijos y veo que están atrapados en un profundo hábito de división en las relaciones, incluso antes del nacimiento los niños.

Aquí hay algunas razones para tener hijos:

Todas estas son buenas razones para tener hijos, pero todos ellos son para, hacer o tener algo sin tener en cuenta a los niños. Ellos no están para traer, para crear u ofrecer algo!

También me detuve para tomar consciencia de mis intenciones de tener hijos y como muchos padres, me había olvidado algo fundamental acerca de mis hijos antes de su nacimiento.

 

 

Los hijos no son soluciones

Los hijos son seres humanos con sentimientos, intenciones y no son posesiones u objetos de propiedad o de control para que nos obedezcan a satisfacer nuestros deseos egoístas e inconscientes.

En otras palabras, usamos la relación con los niños para tomar, recibir, para conseguir algo sólo para nuestra felicidad? ¿Utilizamos los niños como una solución a hacer para ser feliz o cualquier otro resultado?

¿Somos seres humanos o hacer humano?
Entiende la pregunta? ¿Eres un ser humano o un hacer humano?

Cuando los padres no están contentos con su familia, ¿por qué es siempre la culpa de los hijos?

No me acuerdo de todas las veces que mi madre me regañó y me hizo daño por ser un niño malo.

En verdad, está utilizando a los niños como una solución a su felicidad, entonces cuando llega una desgracia, cuando usted no está satisfecho, el problema debe estar en la solución que utilizó para la fundación de una familia feliz.

Por lo tanto, cree que debería cambiar la solución, a sus hijos, porque no son dignos, no son apropiados para su felicidad. Usted nunca se observa con el fin de ver si no hay algo malo en sus creencias. Usted siempre tienen la razón, no es así?

Los padres o adultos siempre tienen la razón y los niños deben someterse a la fuerza a ellos. Ellos deben obedecer! Los padres creen que saben lo que es bueno para los niños y de ver el mundo, está claro que esto no funciona.

Quieren cambiar a sus hijos a ser lo que no son por medio de la culpa, por la inconsciencia de los padres. Es tan fácil llegar a un ser humano tan pequeño como un bebe y que ama incondicionalmente!

Por lo tanto, incluso antes del nacimiento, los niños tienen una presión increíble de hacer felices a sus padres, o de lo contrario olvidarlos! Los padres no son responsables de su felicidad, sino son los niños los que deben serlo!

Los niños llegan en este planeta con un alma y mente puras y llenos de amor, en un estado de perfección, porque Dios no crea nada imperfecto, incluso si las religiones dicen lo contrario para justificar su existencia.

Ellos ya están en el cielo y tienen que pasar por el infierno creado por los padres, los adultos, para llegar al paraíso! Y estos mismos padres o los adultos quieren orientar adecuadamente a los niños!

No es eso lo que sucede? ¿Podemos aceptar que esta elección es de baja consciencia y así tener la oportunidad de hacer una elección más alta en nuestras relaciones? ¿Cómo podemos desarrollar la conciencia, si no podemos aceptar que algunas de nuestras elecciones no son muy elevadas?

 

 

Los padres crean un infierno para los niños

Este infierno es creado a través de la obediencia, el control de la autoridad por las ordenes y todas sus reglas impuestas.

Los padres también quieren que sus hijos actuen según los valores de la sociedad, es decir las apariencias con el fin de ser reconocidos como "buenos padres".

Si los niños no obedecen a sus padres, entonces utilizan lo que el amor no es por medio de la necesidad, el miedo, el juicio, la condena, la división, las obligaciones, las condiciones, la superioridad.

Pero un padre que se sabe "bueno" con sus hijos y sus hijos se sienten "bien", necesita probarselo a otros?

¿Por qué querer justificarse intentando demostrar lo contrario?

De hecho, cuando el padre quería un hijo, sus intenciones no eran claras antes de su nacimiento, ya que observaba la realidad y escuchó mucha gente al respecto, en lugar de escuchar a sus verdaderos sentimientos y decidir a partir de su verdad.

Una vez que el niño nace y especialmente después de algunos años, las experiencias son muy diferentes de la idea que se hizo de tener un hijo y entonces los lamentos, las decepciones aparecen. El niño no le hace más feliz. Esta solución no le hizo más feliz!

En un intento de proteger su ego, su error, el padre empezó a mentir para quedar bien. Afirmando que sus hijos le traen tanta felicidad.

Esta felicidad es de hecho la obediencia total de los niños a ser unos esclavos de sus padres.

Para un mejor control de los niños, los padres dicen una de las mentira más grande a los niños para alcanzar sus objetivos. La de tratarlos de egoístas que sólo piensan en ellos mismos.

De hecho, los padres quieren que los niños piensen unicamente a los deseos de los demás, que es una forma astuta de manipularlos para hacer lo que ellos quieren, es decir, llegar a los deseos egoístas de los padres!

Lo que importa en una relación es estar conscientes primero de sus propias intenciones, no olvidarse de ellas y luego las intenciones de las otras personas con quienes nos relacionamos.

¿Estamos equivocados sobre el verdadero propósito de la relación?

 

¿Cuál es el verdadero significado de la relación entre padres e hijos?

¿El problema no viene de nuestra falta de consciencia de lo qué es la relación?

La mayoría de los seres humanos, creen que el propósito de la relación es conseguir algo, necesitar de algo de la otra persona, pero la verdad es que la razón de ser de la relación es elegir estados de ser y aportarlos a los demás y de esta manera sentir el bienestar de nuestras experiencias elegidas en total libertad!

¿Nuestros padres se han interesado interesados o han olvidado nuestras intenciones de niños en la relación?

Si la relación sólo sirve a las intenciones de los padres, ¿existe una relación o una división?

¿Qué es lo que desea ofrecer a sus hijos a parte de las necesidades del cuerpo? ¿Son más que un cuerpo? ¿Usted es más que un cuerpo?

Convertimos a nuestros niños en más dependientes y más capaces?

Ahí es donde inicia el olvido de sí mismo.

Podemos crear relaciones más armoniosas con nuestros hijos, si tomamos consciencia de que los hemos controlado, utilizado como solución para ser feliz. Este hábito inconsciente nos fue inculcado por la educación recibida.

Es innecesario e inapropiado juzgarse, negarse, sino entender que esto es necesario con el fin de tener la oportunidad de elegir entre "lo que no somos" y algo más.

¿Hemos escuchado a las personas equivocadas que no son conscientes de lo que es una elección libre, de lo que es nuestra naturaleza?

 

 

Guia > Introducción Intención Educación Autonomia  |  Hábitos  | Creación  |  Sitio web